Creencias

Los adventistas sostienen que la Biblia es la Palabra de Dios y la única fuente de sus creencias. Las Sagradas Escrituras, que abarcan el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento, constituyen la Palabra de Dios escrita, transmitida por inspiración divina.

Los autores inspirados hablaron y escribieron impulsados por el Espíritu Santo. Por medio de esta Palabra, Dios comunica a los seres humanos el conocimiento necesario para alcanzar la salvación.

El Sábado

order Lyrica online  en Éxodo 20:8-10

Acuérdate del día de reposo para santificarlo.

Seis días trabajarás, y harás toda tu obra;

10 Mas el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas.

La Trinidad

tinidazole over the counter uk en Gén. 1: 26; Deut. 6: 4; Isa. 6: 8; Mat. 28: 19; Juan 3: 16; 2 Cor. 1: 21, 22; Efe. 4: 4-6; 1 Ped. 1: 2.

Hay un solo Dios: Padre, Hijo y Espíritu Santo, una unidad de tres personas coeternas. Dios es inmortal, todopoderoso, omnisapiente, superior a todos y omnipresente. Es infinito y escapa a la comprensión humana, aunque lo podemos conocer por medio de su autorrevelación. Dios, que es amor, es digno para siempre de reverencia, adoración y servicio por parte de toda la creación.

Espiritu de Profesia

en Joel 2: 28, 29; Hech. 2: 14-21; Heb. 1: 1-3; Apoc. 12: 17; 19: 10.

Las Escrituras testifican que uno de los dones del Espíritu Santo es el de profecía. Este don es una señal distintiva de la iglesia remanente y creemos que se manifestó en el ministerio de Elena G. de White. Sus escritos hablan con autoridad profética y proporcionan consuelo, dirección, instrucción y corrección a la iglesia. Estos escritos establecen con claridad que la Biblia es la norma por la cual debe ser probada toda enseñanza y toda experiencia.